Sábanas revueltas
Leemos

Palabras

“Solía llenar de palabras y de saliva a sus amantes, que siempre le habían dicho que se excitaban muchísimo mientras ella les murmuraba en los oídos. No obscenidades; detestaba las obscenidades, que no pronunciaba ni siquiera a pedido. Tampoco recordaba bien lo que decía en cada sesión, dejaba que su inconsciente hablara, y su inconsciente, excitado por el acto del amor, florecía con rezos bíblicos, reminiscencias latinas, fórmulas mágicas, secuencias hiperbólicas, enumeraciones infinitas, como si las palabras fueran la música que mecía los cuerpos”.

 

Fragmento de Los amores equivocados de Cristina Peri Rossi (1941- ), 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s